Blog de la Asociación Cultural Amigos de la Dehesa de la Villa
Obra registrada - Licencia de uso


La plantación vecinal 2012

23 de enero de 2012

Reportaje gráfico sobre la plantación anual celebrada el pasado domingo 22 de enero.

Un año más, con una gran participación favorecida por la soleada mañana, el pasado domingo día 22 de enero celebramos la plantación anual. Organizada conjuntamente por la Unidad de Parques Históricos y de Especial Protección y las entidades vecinales de la Mesa de Participación Ciudadana, la plantación anual es una ocasión especial para los vecinos de poder intervenir activamente en el cuidado y repoblación de la Dehesa. El Ayuntamiento, a través de la Unidad de Parques Históricos y la contrata de mantenimiento, provee los medios materiales y humanos; las entidades vecinales colaboran organizando y promocionando la actividad y los vecinos participan con la ilusión de tener su propio árbol en la Dehesa de la Villa.

El puesto de los Amigos de la Dehesa, atendido por Paco Lorca y Adolfo Ferrero, presidente y vicepresidente de la Asociación.
(Foto: A. Morato, 2012)

Este año, la plantación se centró en la ladera del Cerro de los Locos que baja hacia el canalillo, continuando con la repoblación iniciada el año pasado en esta zona.

Las encinas plantadas el año pasado, debidamente protegidas y cuidadas, presentaban un excelente aspecto.
(Foto: A. Morato, 2012)

Para facilitar la labor de la plantación, este año los técnicos del Ayuntamiento habían preparado un poco la zona, removiendo la tierra o dejando hoyos ya preparados. Todos recordábamos que el año anterior la tierra estaba muy dura y, especialmente para los más pequeños, suponía un gran esfuerzo cavar, por lo que a veces los hoyos no tenían la profundida adecuada y los plantones no siempre quedaban bien asentados.

Arriba, la ladera con los hoyos señalizados y preparados para la plantación. Debajo, la zona donde el año pasado se plantaron zarzas precintada para evitar que se pisara.
(Fotos: A. Morato, 2012)

Como suele ser habitual, un palo de distinto color indicaba qué especie había que plantar en cada hoyo. En total, se plantaron retamas (100), zarzas (50), encinas (70) y espino blanco (100). Y, para no romper con la tradición, de modo simbólico se plantaron también dos ejemplares de pinos algo más crecidos, de unos 2 metros.  Habida cuenta del gran número de participantes, y con la facilidad de estar la tierra removida o incluso algunos hoyos ya hechos, no es de extrañar que se terminara pronto: en apenas 45 minutos se habían terminado todos los plantones disponibles. Pero la plantación sirve también como punto de encuentro entre los vecinos: la mayoría aprovechó para dar un paseo en grupo por la Dehesa, tomar un aperitivo en alguno de los quioscos, o simplemente continuar charlando en animados corrillos.

Mayores y pequeños se afanan en la plantación.
(Foto: A. Morato, 2012)

Nos congratula sobremanera ver que cada año la participación es mayor, tanto en términos de número de personas como de la motivación con la que los vecinos acuden a plantar. Especialmente los más pequeños, quienes además de la ilusión de tener sus árboles en la Dehesa, aprenderán de esta manera a respetarla, cuidarla y conservarla.

5 comentarios:

J. J. Guerra Esetena dijo...

Una iniciativa magnífica, que también contribuye a concienciarnos sobre los valores ambientales. Sólo espero que las plantaciones prosperen, a pesar de la sequía.

Un abrazo, Jesús

Agustín dijo...

Muchas gracias por la oportunidad que nos habéis ofrecido de pasar una agradable mañana y, al mismo tiempo, servir para inculcar valores tan importantes en los más pequeños.

Un fuerte abrazo.

Amigos de la Dehesa dijo...

Gracias, Jesús, por tu visita y comentario. Lamentablemente, siempre se producen algunas marras, bien porque la planta no prospera o bien porque son víctimas de vándalos que las arrancan para llevárselas o simplemente destrozarlas; pero, afortunadamente, son muchas las que prosperan, como se puede apreciar en las zonas replantadas en años anteriores.

Encantados, Agustín, de tenerte por aquí. Efectivamente, además del aspecto lúdico, la plantación cumple otro objetivo medioambiental, potenciando, por un lado, la biodiversidad de la Dehesa y, por otro, educando en valores ecologicos, confiando en que los niños que hoy plantan en la Dehesa el día de mañana cuidarán de ella.

Anónimo dijo...

Se está convirtiendo en cita obligada del calendario. Gracias por esta oportunidad. Y desde el lado económico, debería plantearse al ayuntamiento el ahorro que supone esta plantación. Aunque ese no sea el objetivo, que no lo es, en los tiempos que corren alguien debería darse cuenta que no siempre lo costoso es lo que vale.

Amigos de la Dehesa dijo...

Las gracias hay que daroslas a todos los que participasteis en la plantación. Es muy loable que el entusiasmo y la participación no decaigan con los años. Respecto al ahorro económico, es otro factor a tener en cuenta, aunque como bien dices, en este evento no es lo más importante.

Publicar un comentario