Blog de la Asociación Cultural Amigos de la Dehesa de la Villa
Obra registrada - Licencia de uso


18 - Paloma torcaz - Conoce las aves de la Dehesa de la Villa

21 de junio de 2015

Serie Conoce las aves de la Dehesa de la Villa.

Paloma torcaz (Columba palumbus).
Pepe y Gonzalo Monedero

La torcaz es un tipo de paloma muy común en la Dehesa de la Villa que puede observarse durante todo el año con gran facilidad. No obstante, y a pesar de ser un ave sedentaria en España, sus poblaciones se ven incrementadas durante el invierno por la llegada de individuos procedentes del centro y norte de Europa que utilizan la Península Ibérica como área de invernada.

Destaca su característico canto, grave y potente, denominado arrullo que emite con gran frecuencia, sobre todo, durante la época reproductiva. Presenta un vuelo potente y rápido, con fuertes batidos de sus alas. Además, fuera de la época reproductiva, suele formar grandes bandos y dormideros en las copas de los árboles. En la Dehesa y parques cercanos, sobre todo en invierno, se pueden observar dormideros de estas aves en árboles grandes.

Ave de tamaño robusto, presenta un cuerpo de color grisáceo con el pecho de color rosado y prominente, y cabeza proporcionalmente pequeña. Destacan sus manchas blancas en el cuello y en las alas, las cuales son fácilmente reconocibles. No presenta dimorfismo sexual y los jóvenes se distinguen de los adultos por carecer de la mancha blanca en el cuello. Se distingue fácilmente de otras especies de palomas.

(Foto: J. Monedero; tomada en la Dehesa de la Villa, 2011).

Su dieta está basada fundamentalmente en el consumo de semillas (bellotas, sámaras, etc.), hojas y plantas cultivadas. En las dehesas españolas pasan el invierno en gran cantidad, y es una de las aves frecuentes que se pueden observar comiendo las nutrientes bellotas. A menudo, es muy habitual verla comiéndose las yemas y brotes de los árboles, los cuales son muchos más jugosos y tiernos para ella. En la Dehesa de la Villa se las ve con frecuencia encaramadas a los almendros y otros árboles de hoja caduca, comiendo las hojas nuevas que están saliendo, las flores, etc., y también es frecuente verlas en bandos pastar en las zonas de césped y pastizal.

(Foto: J. Monedero, tomada en la Dehesa de la Villa, 2013)

El periodo reproductivo comienza en el mes de marzo y puede alargarse hasta septiembre, realizando hasta dos puestas anuales. Nidifica en árboles y arbustos y el nido, consiste en una sencilla estructura formada por ramas, tapizada con hierbas y hojas, donde ambos progenitores se encargan de la incubación de los huevos. Como otras palomas, los pollos son alimentados mediante una secreción del buche de los adultos durante los dos o tres primeros días de vida. Los nidos no son muy estables, y cuando los pollos están ya bastantes desarrollados, algunas veces se caen del nido, y pueden observarse pichones en el suelo que todavía no pueden volar, y que son presas fáciles de los depredadores.

Ocupa una gran variedad de hábitats, teniendo preferencia por los bosques frondosos, y en menor medida, por bosques de coníferas, matorrales y cultivos con arbolado disperso. Es muy habitual en parques y zonas ajardinadas de núcleos urbanos.

En algunas zonas de España se llama paloma zorrera a la que ha nacido en el lugar, para diferenciarla de las que han llegado de otras zonas en migración.


Serie Conoce las aves de la Dehesa de la Villa:
1 - Papamoscas cerrojillo
2 - Curruca capirotada
3 - Petirrojo europeo
4 - Lavandera blanca
5 - Mosquitero común
6 - Reyezuelo listado
7 - Golondrina común
8 - Vencejo común
9 - Pito Real
10 - Mochuelo europeo
11 - Cotorra argentina
12 - Mito
13 - Colirrojo tizón
14 - Verdecillo
15 - Mirlo común
16 - Carbonero garrapinos
17 - Herrerillo capuchino
18 - Paloma torcaz
19 - Gorrión común

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada